IMÁGENES TITULARES

   JESÚS RESUCITADO:


         Talla de cuerpo entero, realizada en madera de cedro de Brasíl, por el escultor, D. Francisco Zamudio, natural de la vecina ciudad de Isla Cristina, habiéndose barajado la posibilidad de encargar la obra a otros escultores como, Dubé de Luque (Sevilla), Pepe Vázquez (Ayamonte) y J. Navarro Arteaga (Sevilla). Fue encargada en Noviembre de 1990 y Bendecida el 3 de Noviembre de 1991 en la Parroquia de Nuestro Señor y Salvador, en el Barrio de la Villa de Ayamonte, por el entonces Obispo de la Diócesis de Huelva D. Rafael González Moralejo. Tras la Eucaristía, la imagen fue trasladada en parihuela hasta el Templo de las Mercedes, y posteriormente, hasta su Sede Canónica en la Parroquia Ntra. Sra. Las Angustias.

     Procesionó por primera vez en la Semana Santa de 1993.
     Lleva el brazo derecho alzado, con la mano entreabierta, en claro gesto de Bendición al pueblo. Se apoya sobre su pierna izquierda como queriendo caminar. El brazo izquierdo está levemente caído hacia atrás y flexionado a la altura de la cintura.

     En la cabeza de larga melena tallada, porta tres Potencias en plata de ley bañadas en oro. Su cuerpo es parcialmente cubierto con un sudario de color beig, con las medidas exactas al que se custodia en  El Vaticano. Este sudario fue confeccionado y donado por D. Enrique Muníz Pérez (Ayamonte), camarista de la Hermandad en esa época. Fue estrenado en la segunda salida procesional, en el año 1994.

          Como dato curioso, la Hermandad realizó un pergamino en el que figuraban los nombres de los componentes de la primera Junta de Gobierno, de la Imagen, del imaginero, de la Hermandad, así como la fecha del acto, redactado como si fuese la propia imagen de Jesús Resucitado quien se presentara, siendo introducido dicho pergamino en el interior de la talla, como legado para la historia.

     Con fecha 25 de octubre de 1991, se recibe desde el Obispado de Huelva, la aprobación oficial para poder exponer al Culto nuestra Imagen Titular. Quedando ubicada en una capilla lateral de la Parroquia Ntra. Sra. de las Angustias, tras su Bendición.

Capataz: Alejandro Calderón
Cuadrilla de 40 costaleros. El paso calza 35.

Mª  STMA. DE LA VICTORIA

          Imagen en madera de cedro a tamaño natural, de las llamadas de candelero para vestir. Realizada por uno de los mas prestigiosos e insignes imagineros de Andalucía, D. Antonio Dubé de Luque, natural de Sevilla. Esta es su primera obra para la Semana Santa de la provincia de Huelva. En su informe nos documenta sobre los motivos en los que se basó para realizar la Imagen.

Informe sobre la
imagen
          Dicha Imagen de tamaño natural para culto y proce-
ción, es de las llamadas de candelero o de vestir con sus
correspondientes brazos articulables.
          En ella he querido representar a la Santísima Virgen
con expresión letífica, en una actitud exenta de todo ras-
go de dolor. Su semblante denota el sentimiento interior
de la Corredentora de la Humanidad en el momento su-
blime de presentir el hecho de la Resurrección Gloriosa
de su Divino Hijo.
          En su tez morena clara no existe ya los enrojecidos y
amoratamientos propios de la angustia y el abatimiento
tras su Soledad. Por contra, sus mejillas ya ofrecen el
aspecto de haber recobrado el color. Sus ojos negros y
profundos se vuelven mas dulces y maternales y su boca
se entreabre en ademan de comunicar al mundo la Bue-
na Nueva de que se ha cubierto ya todo el ciclo de la
Redención del Mundo.
          Sus manos sin signo de crispación alguna. La derecha
flexiona sus dedos suavemente, para sostener delicada-
mente un pañuelo y una flor como si las lágrimas verti-
das por la señora en el, hubieran hecho brotar una azu-
cena símbolo de su Pureza, o una rosa como representa-
ción de su amor eterno al género humano. La izquierda
los extiende en gesto comunicativo con cuantos vayan a
orar ante ella. Esta es en síntesis la idea que me ha guia-
do en la creación y realización de esta imagen de María
Santísima
                                       Antonio J. Dubé de Luque
                                     Escultor-Imaginero-Pintor
                                            ________________________________________

          Nuestra Imagen llegó a Ayamonte poco antes de la Semana Santa de 1997 y aguardó su Solemne Bendición en el Convento de Santa Clara, sede de las Hermanas de la Cruz. Como recuerdo de su estancia en magnífica casa llena de humildad, la Hermandad entregó a las Hermanas de la Cruz una fotografía enmarcada de la Imagen, que fue ubicada en la sala donde estuvo la Madre de Dios.
    
           Fue Bendecida el 11 de mayo de 1997, en la Parroquia de Ntra. Sra. de las Angustias, por el rvdsmo. y Excmo. Obispo de la Diócesis de Huelva D. Ignacio Noguer Carmona, estando acompañado por el Rvdo. D. Antonio Bueno Montes, Director del Secretariado de Hermandades y Cofradías; así como por el Asistente Eclesiástico y Párroco de Las Angustias D. Francisco Salinero. Con la presencia del Iltmo. Alcalde de la ciudad, N. H. D. Rafael González González  y alrededor de 700 personas, además de todas las
Hermandades de Penitencia y Gloria, que realizaron diferentes ofrendas a la Virgen.

          Fueron lo Padrinos de Bendición las Imágenes de Ntra. Sra. de las Angustias y San Diego de Alcalá, patrones de nuestra ciuidad.
          Al término de la Eucaristía, Mª Stma. de la Victoria fue entregada al pueblo en devoto Besamano.

       

 Su primera vestimenta de salida fue en color celeste naranjal. posteriormente, N. H. Manuel Camacho de Lepe, confecciona y dona una saya bordada en plata sobre tisú plata. Actualmente lleva saya de terciopelo con fajín de almirante. Dicha saya fue confeccionada por nuestra Camarista Dª Angustias Castellano.

          Realizó su primera Estación de Gloria en el año 1998, sin palio, con candelería de tubo cromado. Todo el juego de jarras entrevarales fue cedido por la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Mª Stma. del Socorro. Estrenó manto de tisú plata, realizado por Antonio Curquejo, en Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Yo soy la resurrección. El que crea en mí, aunque muera vivirá..."(Jn 11)